Noticias volver

De los lectores: cartas & mails

Coronavirus

De los lectores: cartas & mails

31/03/2020

Jueces de familia

Hoy, afectados como el mundo entero por la pandemia, los jueces de familia seguimos trabajando codo a codo con las personas en situación de mayor vulnerabilidad de la sociedad. Aquellas por las cuales levantamos su voz diariamente. No estamos dentro de un quirófano. Sin embargo, nuestro trabajo diario (aun sin la presencia del Covid-19) se asemeja a una terapia intensiva. Jueces, defensores, fiscales, funcionarios trabajadores sociales y empleados trabajamos mancomunadamente para dar una respuesta rápida y oportuna a cada una de las delicadas situaciones en las que debemos intervenir. Atendemos situaciones de extrema violencia, niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual, personas que tienen alguna discapacidad, adultos mayores, personas que viven en los barrios marginales de la CABA, personas con adicciones o con padecimientos psiquiátricos a quienes debemos dar una respuesta inmediata. Situaciones que no admiten demoras. Tanto en los hospitales, hogares, geriátricos, institutos de salud mental como en el Tribunal.Resolvemos en el día gravísimas situaciones de aquellas personas que atraviesan momentos críticos. Con escasos o nulos recursos pero con inmenso compromiso. Hoy asumimos la tarea de continuar trabajando en el mismo sentido, intensificando aún más la labor pese a la pandemia. No tenemos barbijos, tampoco alcohol en gel ni protección alguna. Pero tenemos el inmenso compromiso de una gran pasión por lo que hacemos. Y allí pondremos el máximo esfuerzo.

Es hora de que nuestra labor se visibilice. Que la sociedad conozca lo que hacemos. Que nuestro trabajo se desarrolla sin horario, incluso los fines de semana, sin estar obligados a ello. Ese trabajo que también realizan en los distintos fueros miles de jueces, defensores, fiscales y funcionarios a lo largo y ancho de nuestra querida Patria, cumpliendo con el deber de "afianzar la Justicia" con espíritu de servicio, humildad y en silencio.

Agustina Díaz Cordero, Juez nacional de Familia Nº 23.