Comunicados volver

Del dicho al hecho...hay sólo un voto.

.

Fecha: 31/05/2017

                                                        
           La Lista Bordó recibe con grata sorpresa el comunicado de la Lista Celeste del día de ayer en cuanto a que resulta inconcebible denunciar a los magistrados por el contenido de sus sentencias, aunque creemos oportuno formular algunas observaciones.

         Es evidente que ese espacio recapacitó sobre la posición que adoptó su representante en el Consejo de la Magistratura de la Nación, doctora Gabriela Alejandra Vázquez mientras ejerció la presidencia del Cuerpo (año 2015), en reiteradas oportunidades en las que se encargó de desplazar o sancionar a magistrados por cuestiones vinculadas exclusivamente con sus fallos.

            Así, debemos recordar, entre otros, dos casos emblemáticos:

            *  18/6/15: El caso del doctor Santiago Ulpiano Martínez -juez subrogante del Juzgado Federal de Bahía Blanca nº 1- cuya remoción se sostuvo en imputaciones que se ventilaban en un proceso disciplinario que se encontraba en la etapa de producción de prueba y en el que ese magistrado aún no había tenido oportunidad de alegar y ejercer acabadamente su derecho de defensa. No obstante ello, el Plenario dispuso su remoción desentendiéndose en toda su extensión del procedimiento disciplinario iniciado, gracias a un simple acto administrativo decidido por una mayoría lograda merced al doble voto de desempate de la entonces presidenta del Cuerpo doctora Gabriela Alejandra Vázquez.

            * 25/6/15: El caso del doctor Luis María Cabral: por un simple acto administrativo se lo removió de su cargo de juez subrogante de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, que desempeñaba desde el año 2011, quien -como era de público conocimiento- se encontraba presto emitir su voto sobre la constitucionalidad del denominado “Memorándum de entendimiento Argentina-Irán”. En este caso también con el voto de la doctora Gabriela Alejandra Vázquez se apartó a un magistrado en forma directa sin que mediara una imputación de orden disciplinario, juicio o procedimiento previo, conforme exige la ley, con la única finalidad de evitar el dictado de una sentencia, al decir celeste: sacarlo de la cancha.

            Pero, volviendo a esta senda novedosa para la Lista Celeste que ahora desea transitar, respetuosa de las institucionales, de las leyes y los reglamentos, -que desde ya celebramos-, le hacemos saber que nada obsta a que la representante de los jueces que esa lista posee en el Consejo de la Magistratura, doctora Gabriela Alejandra Vázquez, presente dictámenes desestimatorios, respecto de las denuncias que sólo tienen como fin “disciplinar” a los magistrados, tal como lo ha hecho el representante de nuestra lista, doctor Luis María Cabral quien sin ser el consejero instructor presentó sendos dictámenes desestimatorios de las denuncias formuladas contra la doctora Martina Forns (expte. nº 299/16 ), Enrique Néstor Arias Gibert (expte. nº 14/17) y Graciela Elena Marino (expte. 15/17), en los últimos dos acompañado por el restante consejero juez, doctor Leónidas Moldes.

            En definitiva, apoyamos e impulsamos a rajatabla la total abolición del juicio político como mecanismo de presión contra jueces que no resuelven con afinidad a los intereses de algún sector de poder; de la misma manera que creemos en el juicio político como una herramienta apta para separar del Poder Judicial de la Nación a los jueces que no merecen continuar ejerciendo la magistratura a causa de, por ejemplo, no poder explicar su patrimonio.

            En las próximas horas podremos ver si la Lista Celeste hace verdaderamente propios estos principios y los pone en práctica a través de la decisión de su representante, la doctora Vázquez, plasmando en hechos lo que, hasta ahora, sólo resultan ser palabras.