Comunicados volver

Objetivos cumplidos del Ministerio Público de la Defensa

La LISTA BORDO asumió a su tiempo el compromiso de alcanzar determinados objetivos, conquistando para el Ministerio Público de la Defensa un espacio que hasta el presente no había sido ocupado en nuestra asociación.

Fecha: 30/10/2016

En ése camino logramos, por ejemplo:
 
El posicionamiento institucional del MPD.
Se ejerció por primera vez, desde la reforma estatutaria que la creó, la vicepresidencia del estamento, en forma verdaderamente activa, con una alta responsabilidad y participación en los niveles ejecutivos, propiciándose las políticas y soluciones a los distintos asuntos que los magistrados y funcionarios plantearon a través de la Comisión del Ministerio Público de la Defensa e interviniendo en todos los demás asuntos que hacen al quehacer de todos los estamentos de nuestra institución.

En tal contexto, le dimos a la Defensa Pública el lugar que se merece dentro de la Asociación, difundiendo sostenidamente nuestras actividades mediante la revista “Y Considerando”, en la que mantuvimos siempre nuestro espacio, fortaleciendo la presencia de nuestro sector y la comunicación con los asociados de todos los estamentos.

Cumplimos acabadamente con los intereses que nos fueron confiados por nuestros asociados e hicimos todas las gestiones a nuestro alcance.
 
La integración de los asociados.
Continuamos con la política de propiciar el intercambio coordinado entre los asociados, consolidando un sistema que garantizó el más profundo enlace entre los Magistrados y Funcionarios de la Defensa Pública de las distintas regiones del país, con la consecuente representación real y efectiva de cada una de ellas, obteniendo así un vínculo sólido.

La Comisión del Ministerio Público de la Defensa se integró equilibradamente con representantes de todo el país, de forma tal que en la actualidad asociados de todas las regiones se encuentran representados en la misma, sumándose además un representante de la zona Norte del Conurbano y de la Zona Sur del mismo e incluyendo otro de los Tutores y Curadores, sector de nuestro ministerio que hasta el presente había sido ignorado.
 
La participación en las discusiones legislativas.
Se propició -desde nuestro estamento- la participación activa de nuestra asociación en las discusiones de las leyes que hacen al funcionamiento del sistema de justicia y en las cuales, como representantes de los principales operadores, no podíamos seguir estando ajenos, siendo consultados por las Comisiones de Justicia de ambas Cámaras del Congreso de la Nación y sosteniendo en audiencias públicas, por ejemplo, la ley que propicia la jerarquización de la función de los Tutores y Curadores Públicos, que con nuestro aporte logró media sanción.
 
La presencia internacional.
Se mantuvo e incrementó una activa y efectiva presencia en los organismos internacionales. En tal sentido se ocuparon cargos en los H. Consejos Directivos del Bloque de Defensores Públicos Oficiales del MERCOSUR y de laAsociación Interamericana de Defensorías Públicas –AIDEF-.
 
Actividades académicas y capacitación específica.
Se co-organizaron Pasantías y Jornadas académicas para la Defensa Pública Oficial, fomentando el intercambio y la capacitación de nuestro estamento, participando además a través de nuestros representantes en los distintos foros nacionales e internacionales.

Se otorgaron becas completas para estudios de post-grado por sorteo, siendo beneficiado con alguna de ellas funcionarios del MPD.
 
Obra Social.
Se actuó en conjunto con la Comisión del Interior gestionándose soluciones a los problemas que fueron planteando nuestros asociados respecto de la OSPJN, lográndose una línea directa con el Director para los inconvenientes que se fueron identificando.
 
Funcionarios.
Hicimos visible la noble tarea de los Tutores y Curadores y apoyamos la correspondiente jerarquización de la función que cumplen acorde nuestra carta magna y a los tratados internacionales vigentes, para que en el futuro sean magistrados igual que los Defensores, terminando con la discriminación existente respecto de la representación de las personas con discapacidad en tal sentido.

Somos plenamente conscientes de la importancia que reviste la tarea de los funcionarios en el ámbito del MPD, en particular la de los abogados y Secretarios que muchas veces actúan como Defensores, sin que cuenten con la debida reglamentación de sus funciones y sin que su labor “extra”, ni la responsabilidad propia de la función que les es asignada les sea reconocida remunerativamente. Por ello, hemos avanzado con propuestas a la Defensoría General de la Nación, de modo de iniciar un diálogo e intercambio de ideas que culmine con la debida regulación, reconocimiento y respeto de las actividades que realizan nuestros funcionarios.

Los Secretarios tienen un importante espacio en la Asociación. No solo a través de la Comisión de Funcionarios, sino también participando activamente de la del Ministerio Público de la Defensa y  formando equipos de trabajo para la elaboración de proyectos de su interés que fueron transmitidos a la Defensoría General de la Nación, lo que es una muestra fiel del respeto de la LISTA BORDO por los legítimos objetivos de éste sector.

A través de un diálogo permanente con las autoridades de la Defensoría General de la Nación, se consiguió paulatinamente la creación de cargos de Secretarios para casi todas las Defensorías del país, lo que contribuyó a solucionar problemas de subrogancias sobre todo en algunas dependencias del interior que se hallan de turno los 365 días del año.           
                             
Situación Edilicia.
Canalizamos los problemas que se iban suscitando, obteniendo en muchos de los casos resultados concretos, como la reparación de los ascensores del edificio de la calle Cerrito, la  remodelación de despachos y el traslado a nuevos edificios para el mejor desenvolvimiento de las dependencias.
 
Con el apoyo de nuestros asociados pretendemos continuar andando ése camino y profundizar lo actuado hasta el presente en las siguientes áreas:
 
Obra Social.
Hemos advertido que distintos problemas que se suscitan con nuestra Obra Social, sobre todo en el interior del país y respecto de algunas prestaciones, tienen su solución si se plantean los casos concretamente, gestionando y monitoreando los mismos a través de los representantes que se han establecido al efecto, sistema que implementaremos en lo sucesivo.
 
Informática y Gestión.
Consideramos que debe acelerarse la provisión de un sistema de software informático para una mejor y más avanzada gestión en las dependencias del MPD que permita la confección de estadísticas en forma automática, cuestión que redundará en una mejor y más eficiente prestación del servicio y colaboraremos para que ello se haga realidad.
 
Capacitación.
Nos proponemos reforzar la oferta de cursos en la Escuela Judicial con especialidad en nuestro metiery coordinar esfuerzos con la Secretaría General de Capacitación de la DGN a efectos de que los mismos puedan reproducirse en todas las jurisdicciones, como también para su reconocimiento a la hora de las calificaciones para concursos de magistrados y funcionarios en el ámbito del MPD.
 
Efectivización y remuneración de los funcionarios.
Consideramos que deben efectivizarse aquellos funcionarios contratados que vienen prestando servicio por más de tres años, acorde a la doctrina de nuestro más alto Tribunal en la materia, como también seguiremos gestionando para ello, coordinadamente con los representantes del estamento respectivo de nuestra institución, la recomposición salarial de los Secretarios por su función específica, en virtud del “achatamiento” que han sufrido en la escala remunerativa.
 
Recursos Humanos.
Insistiremos con el respeto a una verdadera igualdad de armas con el Ministerio Público Fiscal, con una distribución de personal debidamente fundada en datos estadísticos según la complejidad, porcentaje de trabajo y características de cada fuero y jurisdicción.
 
Remuneraciones, suplementos y viáticos.
Continuaremos reclamando el respeto de la equiparación salarial con el Poder Judicial en todos los ámbitos, basados en los baremos consagrados por la Ley Orgánica del Ministerio Público y los principios de igualdad ante la ley e igual remuneración por igual tarea, tanto para nuestros funcionarios como para nuestros magistrados.

Entendemos, asimismo que debe incluirse -según el fuero y jurisdicción- un suplemento fijo por movilidad, como también actualizarse los montos que se otrorgan por viáticos y el reintegro por escuela infantil.

Por otro lado, somos de la opinión que debiera reconocerse remunerativamente el trabajo extra que significa para magistrados y funcionarios ser convocado para formar parte de jurados de concursos, de igual forma que –conforme a los principios constitucionales que rigen la materia- se hace en el Consejo de la Magistratura de la Nación.
 
Polos Judiciales.
Colaboraremos en la debida coordinación entre el Consejo de la Magistratura de la Nación, la Corte Suprema, la Procuración General,  la Defensoría General de la Nación y sus respectivos Departamentos de Licitaciones y Arquitectura, para que en todos los proyectos futuros y en marcha se contemple en cada polo judicial un lugar adecuado para las dependencias del MPD correspondientes, como también espacios para estacionamiento de nuestros magistrados y funcionarios.
 
La LISTA BORDO reitera su compromiso con los objetivos y los propósitos que rigen la actuación de la Defensa Pública Oficial, su reconocimiento material, concreto y efectivo, a fin de lograr la efectiva operatividad del abanico de derechos y garantías reconocidos por la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos que integran nuestro sistema jurídico, priorizando las necesidades de la misma, reafirmando su valioso rol social y fundamental como actor esencial del debido proceso y del derecho de defensa en juicio, garantizando el principio de igualdad ante la ley, propio de un estado democrático.
 
Por todo ello, los que integramos la LISTA BORDO, nos proponemos:
 

  • Seguir velando por la dignidad, independencia e integridad del Poder Judicial y los Ministerios Públicos.
  • Defender institucionalmente a nuestros Magistrados y Funcionarios de la Defensa Pública Oficial de todo el país ante cualquier ataque o afectación de sus investiduras.
  • Fomentar el diálogo con las demás instituciones de la República, actuando como interlocutores válidos en nombre y representación de todos nuestros asociados.
  • Profundizar los vínculos con todas las organizaciones cuyos intereses y fines sean coincidentes con los de nuestra Asociación en el ámbito nacional e internacional.
  • Optimizar la tarea que se desarrolla en nuestra Escuela Judicial para perfeccionamiento y capacitación de los asociados, con especial atención a las habilidades para la función y la incorporación de estándares de eficiencia y calidad de gestión.
  • Mantendremos el prestigio recuperado por nuestra gestión como respuesta al compromiso y responsabilidad delegada por la voluntad del conjunto de los asociados, cualquiera sea su color.

 
A quienes conformamos la LISTA BORDO nos continúa animando un espíritu profundamente democrático y conciliador de todas las ideas, inquietudes y propuestas traídas por nuestros asociados, y no nos han dividido jamás los colores o banderías.
 
En dicho marco, los integrantes de la LISTA BORDO bregaremos -entre otros objetivos- desde el lugar que nos toque:
 

  • Por una igualdad de armas real y efectiva con el Ministerio Público Fiscal.
  • Por la justa retribución de los funcionarios y magistrados que son convocados como jurados de concursos, de igual modo que se retribuye tal tarea a los miembros del Poder Judicial de la Nación, en consonancia con los preceptos constitucionales que hacen al principio de igual remuneración por igual tarea.
  • Por el respeto de la equiparación jerárquica y remunerativa de TODOS los magistrados de la defensa pública oficial a la de los jueces ante los cuales actúan, en particular los de la Capital Federal que ejercen funciones ante las respectivas Cámaras de Apelaciones sin que dicha tarea les sea efectivamente reconocida.
  • Por condiciones de trabajo que guarden el decoro que merece la función que ejercen Magistrados y Funcionarios del Ministerio Público de la Defensa, el debido respeto a la dignidad de las personas asistidas y la privacidad con que merecen ser tratados sus asuntos.
  • Por la implementación e informatización definitiva del sistema de gestión de las dependencias del MPD.
  • Por la debida reglamentación y reconocimiento remunerativo de la labor de los funcionarios del MPD que subrogan a los magistrados bajo la denominación de “Defensores ad hoc” y  la efectivización de los funcionarios contratados a partir del tercer año.
  • Por el debido funcionamiento de nuestra Obra Social en todos los rincones del país.